Artículo sin valoraciones 

Casos clínicos. Dermatología

Pitiriasis rosada de distribución atípica

Autores:

Garach Gómez Aa, Gómez López Lb, Gutiérrez García Ic

aPediatra. CS Zaidín Sur. Granada. España.
bCS Zaidín Sur. Granada, España.
cMIR-Pediatría. Hospital Materno-infantil Virgen de las Nieves. Granada, España.

Correspondencia: A Garach. Correo electrónico: anagarach@hotmail.com

Referencia para citar este artículo:

Garach Gómez A, Gómez López L, Gutiérrez García I. Pitiriasis rosada de distribución atípica. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2022;(31): [en prensa]..


INTRODUCCIÓN

La pitiriasis rosada es una enfermedad aguda, autolimitada, normalmente de origen infeccioso, que afecta a niños y adultos jóvenes, sin diferencias entre sexos. No es contagiosa y sigue un patrón clínico constante en la mayoría de los casos. De inicio aparece una placa heráldica de unos 2 a 5 cm de diámetro que se suele localizar en muslo, brazo, tronco o cuello, y con menor frecuencia en cara y cuero cabelludo, aunque estas localizaciones son algo más frecuentes en la infancia. Posteriormente presenta erupción generalizada consistente en medallones ovalados no confluyentes de color rosa mate, cubiertos de una escama fina, seca, con centro claro y collarete de descamación marginal, originando un patrón en «árbol de Navidad» en tronco y costillas. Los síntomas constitucionales son excepcionales y las lesiones se aclaran en un tiempo de 3 a 6 semanas. 

CASO CLÍNICO

Niña de 13 años que acude en febrero de 2021 a consulta de pediatría por presentar lesiones faciales de más de dos semanas de evolución. No había cursado ningún cuadro infeccioso reconocido previo. Al inicio del proceso presenta una placa en la mejilla ovalada, eritematosa, con rodete descamativo. Posteriormente aparecen otras lesiones rosadas, con escamas blanquecinas superficiales, de menor tamaño, presentando una localización predominante en todas las zonas ocluidas por el uso de la mascarilla, apreciándose también en otras regiones como cuello y parte superior del tronco. Las lesiones, levemente pruriginosas, desaparecieron de forma espontánea a las 4 semanas del diagnóstico, no presentando durante todo el proceso afectación del estado general.

CONCLUSIONES

El uso continuado de mascarillas como medida preventiva para evitar la infección por coronavirus ha provocado la aparición de patologías cutáneas en la zona facial ocluida (Fig. 1). Asimismo, puede ser causante de la alteración en la distribución habitual de lesiones de algunas patologías, cambiando su presentación más común, como en el caso descrito.

Figura 1. Patologías cutáneas en la zona facial debido al uso de mascarillas.
Figura 1. Patologías cutáneas en la zona facial debido al uso de mascarillas.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2022 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto