Artículo sin valoraciones 

Leído. Libros, revistas e Internet

Es necesaria más investigación en África

Referencia para citar este artículo:

Es necesaria más investigación en África. Rev Pediatr Aten Primaria. .


Los expertos piden que se realicen más ensayos clínicos de vacunas y terapias para la COVID-19 en África. La pandemia ha estimulado la investigación sin precedentes, pero, de los más de 3000 ensayos de intervenciones para la COVID-19 que están en marcha solo 145 están teniendo lugar en África. Solo el 2% de los ensayos clínicos realizados a nivel mundial tenían lugar en África antes de la COVID‑19. Pero África tiene 1200 millones de personas, muchas más que Europa y Norteamérica juntas. Existe preocupación sobre la eficacia de medicamentos y vacunas en la población africana. Los africanos tienen una diversidad genética y están expuestos a un medioambiente distinto que puede modificar la seguridad y la respuesta inmune frente a las vacunas. Además, en algunos países hay altas tasas de comorbilidad con infecciones como el VIH y la tuberculosis y habría que estudiar su eficacia y seguridad.

Evaluar la efectividad de las vacunas en los distintos escenarios de la vida es fundamental para optimizar su uso. La falta de ensayos en África se atribuye a un desigual desarrollo de estructuras y a la imprevisibilidad de poder seguir los cronogramas de los ensayos clínicos.

El número limitado de dosis de vacunas que están llegando a África (14 países sólo tienen el 1% de la población vacunada y en cuatro países no han llegado las vacunas) y la rápida propagación de nuevas variantes podría amenazar con reducir la eficacia de las vacunas existentes.

También es importante encontrar tratamientos para evitar la evolución de los casos leves-moderados de COVID-19 a graves, muy frecuentes en África y con pocos recursos para tratar los casos graves. Para ello, se ha iniciado en varios países africanos el estudio ANTICOV, coordinado por la Iniciativa para las Enfermedades Desatendidas, en el que se evalúa la eficacia de un nuevo tratamiento que consiste en combinar un antiparasitario (nitazoxanida) y un corticoide (ciclesonida). Se empezarán a reclutar 2000-3000 pacientes en varios países de África próximamente. Es importante poder tratar de manera rápida a los pacientes infectados para prevenir y reducir las hospitalizaciones y este ensayo busca soluciones para estas cuestiones.

Dolors Canadell Villaret

Grupo de Cooperación, Inmigración y Adopción de la AEPap


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2021 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto