Artículo sin valoraciones 

Mesa redonda

Seguimiento del prematuro en Atención Primaria

Autores:

Pallás Alonso CRa

aServicio de Neonatología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. España.

Correspondencia: CR Pallás. Correo electrónico: kpallas.hdoc@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

Pallás Alonso CR. Seguimiento del prematuro en Atención Primaria. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2012;(21):51-2.

Publicado en Internet: 01/06/2012

Conflicto de Intereses:

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


INTRODUCCIÓN

Todos los niños prematuros con una edad gestacional menor de 32 semanas o un peso de nacimiento inferior a 1500 g deberían pasar a formar parte de un programa de seguimiento que, de forma ideal, se extendiera hasta la adolescencia. En los programas de seguimiento se describen múltiples cribados y recomendaciones con objeto de mejorar en lo posible la evolución de los niños a medio y largo plazo. El desconocimiento de los problemas que pueden tener estos niños en su evolución o de las peculiaridades de su desarrollo puede llevar a retrasos en los diagnósticos o a iatrogenias que vendrán a complicar aún más su evolución. Por tanto, basándose fundamentalmente en los riesgos conocidos de estos niños, se establecen una serie de controles y cribados que sería deseable que conocieran todos los pediatras.

PUNTOS CLAVE

  • El pediatra debe conocer el programa de seguimiento en el que está incluido el niño y confirmar que realmente acude a las revisiones y se realizan los controles rutinarios.
  • El crecimiento insuficiente se asocia con problemas en el neurodesarrollo, la ganancia excesiva se asocia a un riesgo mayor de presentar obesidad, enfermedad cardiovascular y diabetes.
  • Se debe apoyar y promocionar la alimentación con leche materna tras el alta. Mejora el cociente de desarrollo y disminuye la tasa de reingreso.
  • Los niños con riesgo de problemas motores se deben remitir a atención temprana así como todos aquellos en los que se detecte alguna alteración motora.
  • Se confirmará que se ha realizado el cribado para la retinopatía de la prematuridad. Si no está hecho se debe remitir al niño sin demora a un oftalmólogo experto.
  • Todos los recién nacidos con peso menor de 1500 g o una edad gestacional inferior a 32 semanas deben evaluarse en algún momento con potenciales evocados auditivos.
  • Los niños de muy bajo peso presentan con mayor frecuencia que los niños a término alteraciones más complejas del comportamiento y psicopatología.

LECTURA RECOMENDADAS

  • Pallás Alonso CR. Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud para niños prematuros con una edad gestacional menor de 32 semanas o un peso inferior a 1500 gramos. Del alta hospitalaria a los 7 años. En: Recomendaciones PrevInfad/ PAPPS [en línea] [actualizado en marzo de 2010] [consultado el 28/04/2011]. Disponible en www.aepap.org/previnfad/menor32-1500.htm.
  • Seguimiento del recién nacido menor de 1500 g más ampliado, con mayor información sobre todo en relación con aspectos motores, aportando escalas de valoración y algoritmos diagnósticos.
  • Kangaroo mother care. Practical guide. World Health Organization, Department of Reproductive Health and Research [en línea]. Disponible en http://whqlibdoc.who.int/publications/2004/9243590359.pdf
    Guía práctica sobre cómo realizar el método canguro. Instrucciones muy sencillas que se pueden dar a las madres de niños prematuros en general y sobre todo cuando está disminuyendo la cantidad de leche de madre.
  • Wood E, Rosenbaum P. The gross motor function classification system for cerebral palsy: a study of reliability and stability over time. Dev Med Child Neurol. 2000;42:292-6. Escala muy práctica y fácil de utilizar la valoración motora.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2021 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto