Artículo sin valoraciones 

Casos clínicos. Gastroenterología, nutrición y obesidad

Carotenodermia: diagnóstico diferencial del tinte ictérico de la piel

Autores:

Dadlani Dadlani NMa, Artigas Clemente Mb, Belenguer Pola Lc, Garcés Cubel Rd, Nagore González Ce, Borque Navarro Ef

aMIR-Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
bServicio de Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. CS Tarazona. Zaragoza, España.
cMIR-Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
dMIR-Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
eMIR-Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
fMIR-Pediatría. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.

Correspondencia: NM Dadlani . Correo electrónico: neelam.m.dadlani@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

Dadlani Dadlani NM, Artigas Clemente M, Belenguer Pola L, Garcés Cubel R, Nagore González C, Borque Navarro E. Carotenodermia: diagnóstico diferencial del tinte ictérico de la piel. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2021(30):152-3.


INTRODUCCIÓN

La carotenodermia es una entidad clínica benigna caracterizada por la presencia de tinte cutáneo amarillo-anaranjado producido, habitualmente, por la ingesta de productos ricos en betacarotenos (frutas y verduras de color amarillo, naranja, verde y rojo). La presencia de carotenodermia secundaria no alimentaria es muy rara en la infancia (hiperlipidemias, diabetes mellitus, hipotiroidismo, enfermedad hepática y renal).  El diagnóstico diferencial principal es con la ictericia, con la diferencia fundamental de ausencia de tinte ictérico en tejido conjuntival y mucosa oral.

CASO CLÍNICO

Presentamos a un lactante de nueve meses que consulta a su pediatra por cuadro febril de tres días de evolución asociado a clínica catarral. Bien vacunado, alimentación complementaria introducida y bien tolerada, sin antecedentes personales ni familiares de interés. En la exploración presenta un triángulo de exploración pediátrica estable con constantes normales y se constata adecuada ganancia ponderal. Exploración física compatible con la normalidad, destacando, a nivel cutáneo, coloración amarillenta, no de conjuntivas ni mucosa oral, con afectación palmoplantar (Figs. 1 y 2). Se solicita analítica de sangre descartando hiperbilirrubinemia, con enzimas hepáticas y función renal normal.  Con los resultados obtenidos, se rehistoria a la familia insistiendo en hábitos alimentarios, destacando abundante ingesta de zanahoria y calabaza. Con todo ello, se alcanza una impresión diagnóstica de carotenodermia.

Figura 1. Coloración amarillenta de piel, no de mucosas ni conjuntivas
Figura 1. Coloración amarillenta de piel, no de mucosas ni conjuntivas
Figura 2. Afectación palmoplantar
Figura 2. Afectación palmoplantar

CONCLUSIONES

La carotenodermia es una entidad clínica benigna caracterizada por la hiperpigmentación cutánea amarillo-anaranjada secundaria al depósito de betacarotenos séricos. La causa más frecuente de carotenodermia es la ingesta excesiva de alimentos ricos en betacarotenos. A pesar de que el diagnóstico es clínico, descartando principalmente la presencia de ictericia, y de que los exámenes complementarios no son necesarios, salvo sospecha de posible etiología no dietética, estos niños son sometidos a estudios analíticos innecesarios por las dudas diagnósticas que pueden surgir. El tratamiento es fundamentalmente dietético, logrando la desaparición de la coloración en 4-8 semanas, así como informar a los padres de la benignidad del proceso.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflicto de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2021 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto