Artículo sin valoraciones 

Comunicaciones. Gastroenterología, nutrición y obesidad

Cambios en los hábitos y en el IMC de la población infantil en el confinamiento por la COVID-19

Autores:

Ordóñez Alonso MAa, Domínguez Aurrecoechea Bb, Alonso Lorenzo JCc, Fernández Francés Md, González Solares Se, Sarmiento Martínez Mf

aPediatra. CS La Corredoria. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Oviedo, Asturias. España.
bPediatra. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Asturias. España.
cGerencia Área Sanitaria IV. Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA). Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Oviedo, Asturias. España.
dPediatra. CS La Corredoria. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Oviedo, Asturias. España.
eDepartamento de Biología Funcional. Universidad de Oviedo. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Oviedo, Asturias. España.
fCS La Corredoria. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Oviedo, Asturias. España.

Correspondencia: MA Ordóñez. Correo electrónico: marigeloa@hotmail.com

Referencia para citar este artículo:

Ordóñez Alonso MA, Domínguez Aurrecoechea B, Alonso Lorenzo JC, Fernández Francés M, González Solares S, Sarmiento Martínez M. Cambios en los hábitos y en el IMC de la población infantil en el confinamiento por la COVID-19. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2021(30):144-5.


INTRODUCCIÓN

La pandemia de coronavirus (COVID-19), causada por el SARS-CoV-2, conllevó un confinamiento domiciliario en España de tres meses que afectó considerablemente a la población pediátrica y trajo cambios en sus hábitos de alimentación, actividad física, uso de pantallas y sueño.

Objetivos: conocer los cambios reales ocurridos en los hábitos, e investigar cambios en las prevalencias de sobrepeso y obesidad pre- y posconfinamiento.

MÉTODOS

Estudio descriptivo observacional del tipo antes-después en rango de entre 3 y 13 años de edad el 30 de enero de 2020. Entre los que contaban con registro de peso y talla durante enero y febrero de 2020, se seleccionó una muestra de 103 niños y niñas.

Durante junio y julio de 2020 se obtuvo una segunda medición antropométrica y se recogió cuestionario sobre hábitos alimenticios, actividad física, hábitos de sueño y utilización de dispositivos electrónicos.

La diferencia entre las mediciones pre- y posconfinamiento osciló entre cuatro y seis meses.

Para evaluar el IMC se calcularon los z-scores (aplicaciones ANTHRO Y ANTHRO-PLUS OMS) de acuerdo con las siguientes categorías:

  • Delgadez: <-2 desviaciones estándar (DE).
  • Normopeso.
  • Sobrepeso: mayores de cinco años: >+1 DE/menores de 5 años >+2 DE.
  • Obesidad: mayores de cinco años: >+2 DE/menores de 5 años >+3 DE.

RESULTADOS

Aumentaron los valores Z-IMC durante el confinamiento en el 77,9% con diferencias significativas según grupos de edad: de 11 a 13 años, disminuyó el sobrepeso: (35 a 23%) y aumentó la obesidad (8 a 16%). Los chicos aumentaron el sobrepeso (de 20,0% a 28,3%) y la obesidad (6,7% a 10,0%) (Fig. 1).

Figura 1. Distribución de las categorías de: delgadez, normalidad, sobrepeso y obesidad, antes/después del confinamiento; proporción de casos que empeoran de categoría y medidas de resumen de valores de Z-IMC e incrementos. Resultados por tramos de edad, sexo y para el total de la población estudiada
Figura 1. Distribución de las categorías de: delgadez, normalidad, sobrepeso y obesidad, antes/después del confinamiento; proporción de casos que empeoran de categoría y medidas de resumen de valores de Z-IMC e incrementos. Resultados por tramos de edad, sexo y para el total de la población estudiada
(1): valores de p para el test de McNemar (distribución binomial) para el empeoramiento de la categoría pondoestatural. *Valores de Z-IMC con p <0,05 (test no paramétricos de Wilkinson).

La actividad física pasó de 2,81 horas/día a 1,24 horas/día. Se incrementó significativamente el uso del tiempo de pantallas: (televisión (56,7%), juegos (59,4%) redes sociales (18,4%) y actividad escolar (42,9%). Los grupos de alimentos con mayor aumento de consumo fueron dulces y aperitivos (29,0%).

CONCLUSIONES

En tres de cada cuatro casos se produjo un incremento del IMC se observó una disminución significativa de la actividad física y aumento del uso de pantallas. El impacto sobre la obesidad ha sido mayor en los chicos de 11 a 13 años de edad, por lo que esta será la población en la que habría que enfatizar las estrategias de prevención.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

ABREVIATURAS

DE: desviación estándar · IMC: índice de masa corporal.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2021 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto