Artículo sin valoraciones 

Casos clínicos. Dermatología

Nevo sebáceo de Jadassohn, a propósito de un caso

Autores:

Gómez Hernando Va, de la Rosa Mordán Yb

aPediatra. CS Los Alperchines. San Fernando de Henares, Madrid. España.
bPediatra. CS Los Alperchines. San Fernando de Henares, Madrid. España.

Correspondencia: V Gómez . Correo electrónico: verosaps@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

Gómez Hernando V, de la Rosa Mordán Y. Nevo sebáceo de Jadassohn, a propósito de un caso. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2022;(31): [en prensa]..


INTRODUCCIÓN

El nevo sebáceo de Jadassohn aparece como una mancha alopécica de color amarillo o asalmonado, bien delimitada, que se localiza en la mayoría de los casos en el cuero cabelludo o la cara. Está presente hasta en el 0,3% de los recién nacidos. Se presenta el caso de un lactante, dado que el conocimiento de esta entidad permite tranquilizar a los padres e informar sobre su seguimiento.

CASO CLÍNICO

Lactante varón de 20 días que acude a su primera revisión en Pediatría. Seguimiento del embarazo y antecedentes perinatológicos sin alteraciones. Exploración física normal salvo la presencia de una lesión en cuero cabelludo, ya presente desde el nacimiento (Figura 1): Placa alopécica engrosada de color asalmonado y bien delimitada, en el vértex, de 1,5 cm de diámetro máximo. Dada las características clínicas se llega al diagnóstico de nevo sebáceo de Jadassohn.

Figura 1. Nevo sebáceo: placa alopécica engrosada de color asalmonado
Figura 1. Nevo sebáceo: placa alopécica engrosada de color asalmonado

CONCLUSIONES

El nevo sebáceo es una placa bien delimitada, oval o lineal, elevada, y de coloración amarillo-anaranjada. Suele ser único y de tamaño variable (de 1 a 10 cm). El cuero cabelludo es la ubicación más común, pero también es común en otras áreas de la cabeza y el cuello. Dos tercios de los casos están presentes al nacer y el resto se desarrollan en la primera infancia. Las lesiones persisten durante toda la vida y suelen ser alopécicas. Aunque la lesión se caracteriza histopatológicamente por la abundancia de glándulas sebáceas, están presentes todos los elementos de la piel. En las etapas precoces de la infancia suele ser plano y poco apreciable. Con el crecimiento, normalmente durante la adolescencia, la lesión se torna verrugosa y sobreelevada. Cuando esta transformación se vuelve notoria, los padres se preocupan y buscan atención médica. Durante la edad adulta pueden desarrollarse distintas neoplasias, en su mayoría benignas. La tasa de tumores malignos es muy baja (<1%). La mayoría de los tumores ocurren en adultos mayores de 40 años, por lo tanto, la cirugía profiláctica en niños pequeños tiene un beneficio incierto. El seguimiento clínico en este periodo probablemente sea suficiente. La escisión quirúrgica plástica es el tratamiento definitivo. Si la lesión produce estigmatización o sintomatología, se puede extirpar a cualquier edad.

CONFLICTO DE INTERESES

Las autoras declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2022 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto