Artículo sin valoraciones 

Casos clínicos. Miscelánea

Anemia, no siempre etiología ferropénica

Autores:

Valero Arenas Aa, Salazar Alarcón ECb, Sánchez-Gil Romero Pc, Merino Moína Md, Bravo Acuña Je

aHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
bHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
cHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
dPediatra. CS El Greco. Getafe, Madrid. España.
ePediatra. CS El Greco. Getafe, Madrid. España.

Referencia para citar este artículo:

Valero Arenas A, Salazar Alarcón EC, Sánchez-Gil Romero P, Merino Moína M, Bravo Acuña J. Anemia, no siempre etiología ferropénica. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2021(30):260.


INTRODUCCIÓN

Entre los motivos de consulta de causa hematológica, la anemia es el más frecuente, siendo el déficit de hierro la etiología principal. A la hora de llevar a cabo el estudio de esta, es importante realizar una buena anamnesis, una completa exploración física y solicitar un hemograma con perfil hepatorrenal y férrico. Posteriormente se irá orientando el caso para establecer un diagnóstico y tratamiento adecuados.

CASO CLÍNICO

Acude a la consulta del pediatra de Atención Primaria una paciente de 6 años por historia previa de anemia ferropénica seguida en Honduras, su país de origen, donde recibió tratamiento con hierro oral. Se realiza anamnesis a la madre de la niña refiriendo antecedentes familiares de anemia, haber residido previamente en domicilio con pinturas, desconociendo si estas contenían plomo entre sus ingredientes, y clínica de ictericia conjuntival. Presenta exploración física normal y hemograma con anemia microcítica hipocrómica, con cifras de hemoglobina (Hb) de 9,2 g/dl, hematocrito de 26,3% y VCM de 66,90 fL, presentando niveles de hierro y ferritina en rango de normalidad.

Ante los resultados obtenidos, y teniendo en cuenta el algoritmo diagnóstico propuesto por la AEPap para estudios de anemia, se sospecha que el posible origen sea de causa talasémica, ampliándose el estudio con electroforesis, encontrando un doble rasgo con Hb S, diagnóstica de anemia drepanocítica, y betatalasemia minor, objetivándose en dicha muestra una cifra de hemoglobina de 10,2 g/dl, con hematocrito de 29,6%, VCM 67,1 fL y RDW 18,5%, junto con Hb S 62%, Hb F 18,1% y Hb A2 4,4%. En el frotis se observan anisopoiquilocitosis y abundantes dianocitos.

La asociación de hemoglobina S y betatalasemia se relaciona con un síndrome que cursa con clínica heterogénea combinando la sintomatología de la talasemia y drepanocitosis, según la herencia alélica.

Tras los resultados se deriva a servicio de hematología infantil de referencia, que en este caso es el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

CONCLUSIONES

Si bien es cierto que la principal causa de anemia durante la infancia es de etiología ferropénica, también es importante realizar un adecuado diagnóstico diferencial teniendo en cuenta la anamnesis, la exploración física y las pruebas complementarias realizadas, de cara a llegar a un correcto diagnóstico final y de este modo, iniciar el tratamiento adecuado para la patología que se nos presenta. En la Comunidad de Madrid, gracias a las pruebas de cribado neonatal, podríamos haber sospechado el diagnóstico desde el nacimiento.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2021 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto