Artículo sin valoraciones 
Este artículo sólo existe en formato electrónico

Comunicaciones orales

C-15. Epidemia de tuberculosis en una guardería

Autores:

Seijas Vázquez La, Azor Martínez Eb, Fernández Campos MAc, Fornovi Vives JJd, Batlles Garrido Je, Rubí Ruiz MTf

aPediatra. CS Virgen del Mar, UGC Virgen del Mar-Los Molinos. Almería. España.
bPediatra. UGC Virgen del Mar. Almería. España.
cCS Alborán-UGC Ciudad Jardín. Almería. España.
dEpidemiólogo. Distrito Almería. Almería. España.
eUnidad de Neumología pediátrica. Complejo Hospitalario Torrecárdenas. Almería. España.
fUnidad de Neumología pediátrica. Complejo Hospitalario Torrecárdenas. Almería. España.

Referencia para citar este artículo:

Seijas Vázquez L, Azor Martínez E, Fernández Campos MA, Fornovi Vives JJ, Batlles Garrido J, Rubí Ruiz MT. C-15. Epidemia de tuberculosis en una guardería. Rev Pediatr Aten Primaria. 2010;12(Supl 19):e71-e72.

Publicado en Internet: 20/11/2010


Introducción y objetivos. A pesar de todas las estrategias puestas en marcha para el abordaje de la tuberculosis, esta aún constituye un enorme problema para la salud mundial. Uno de los puntos débiles detectados en el control de la enfermedad es el retraso en la identificación de los casos con la consiguiente repercusión en la salud del individuo y su entorno. Este hecho es particularmente grave en los menores de cinco años en los que la probabilidad de infectarse, enfermar e incluso padecer una diseminación del Mycobacterium tuberculoso es mayor. El objetivo es comunicar cómo la atención conjunta y coordinada entre la Delegación de salud, Epidemiología del Distrito Almería, Pediatría de Atención Primaria y Hospitalaria, Radiología y Microbiología, ha permitido dar una respuesta rápida y de calidad a un brote de TBC que con un elevado número de afectados generó gran alarma social.

Material y métodos. En junio de 2009 se diagnosticaron dos casos de tuberculosis pulmonar en Pediatría del CS Virgen del Mar de Almería, ambos acudían a la misma guardería. Se priorizó la rapidez en el diagnóstico e inicio del tratamiento propiciando la coordinación entre los diferentes profesionales y niveles asistenciales implicados.

Se estudiaron 277 personas entre expuestos en guardería, familia y amigos. Se diagnosticaron 28 enfermos: 27 niños y el adulto fuente de contagio. En diciembre de 2009 la mayoría de los enfermos habían completado su tratamiento. Los padres recibieron información puntual y detallada.

Conclusiones

  • La actuación coordinada es esencial para abordar esta enfermedad.
  • El diagnóstico de tuberculosis en Pediatría es difícil, exige ponderar meticulosamente las pruebas diagnósticas a solicitar y los resultados de las mismas.
  • El rendimiento de un estudio amplio de contactos es elevado.
  • Es necesario aumentar la vigilancia de los adultos que trabajan con niños.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2022 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto