El diagnóstico clínico de neumonía se correlaciona poco con la probabilidad de encontrar hallazgos  anormales en la radiografía de tórax y muy poco con la probabilidad de una etiología bacteriana

Referencia para citar este artículo:

El diagnóstico clínico de neumonía se correlaciona poco con la probabilidad de encontrar hallazgos  anormales en la radiografía de tórax y muy poco con la probabilidad de una etiología bacteriana. Rev Pediatr Aten Primaria. 2008;10:173-82.

Publicado en Internet: 30/09/2008

Puumalainen T, Quiambao B, Abucejo-Ledesma E, Lupisan S, Heiskanen-Kosma T, Ruutu P et al.

Clinical case review: a method to improve identification of true& clinical and radiographic pneumonia in children meeting the& WHO definition for pneumonia. BMC Infect Dis. 2008;8:95. doi:10.1186/1471-2334-8-95. Disponible en http://www.biomedcentral.com/1471-2334/8/95.

La OMS define como caso de neumonía los episodios de tos o dificultad respiratoria agudas con taquipnea (más de 60 respiraciones por minuto –rpm– en menores de 2 meses de edad; más de 50 rpm en lactantes de 2 a 11 meses; y más de 40 rpm en los de 12 a 59 meses de edad); neumonía grave si se añade tiraje subcostal; y muy grave si se añade cianosis y/o incapacidad para tomar líquidos o alimentos; en caso de la presencia de sibilancias, se administra un broncodilatador (hasta 3 dosis) y se reevalúa al paciente después. El uso de estos criterios de definición de caso en los países no desarrollados ha producido un importante avance en el objetivo de la disminución de la mortalidad debida a infecciones de las vías respiratorias bajas en estos lugares ya que ha demostrado tener suficiente sensibilidad como para detectar a la mayoría de los niños que requieren tratamiento antibiótico y cuidados hospitalarios.

El presente estudio se efectúa en la población infantil incluida en un ensayo aleatorizado desarrollado para evaluar la eficacia de una vacuna antineumocócica 11-valente en Filipinas. En los 12 194 niños incluidos en este ensayo, 821 tuvieron 1195 episodios catalogados como neumonía según la definición de la OMS y hospitalizados; el 24% fueron neumonías no graves, el 66% graves y el 10% muy graves. Sólo el 15,2% de las neumonías clínicas presentaron una radiografía de tórax anormal compatible con neumonía probablemente bacteriana.

En conjunto, según los autores, solo una tercera parte de los episodios de neumonía diagnosticada clínicamente mostraron evidencias radiográficas de neumonía, y de éstas una tercera parte (11,2% del total) fueron finalmente clasificadas como neumonías de causa bacteriana probable o confirmada. La conclusión es que la definición de la OMS se correlaciona pobremente con la probabilidad de etiología bacteriana de la neumonía con la única excepción de los episodios clasificados como muy graves en los que la definición es más específica.