En 2007 se han adoptado 3648 niños procedentes de 41 países

Referencia para citar este artículo:

En 2007 se han adoptado 3648 niños procedentes de 41 países. Rev Pediatr Aten Primaria. 2008;10:183.

Publicado en Internet: 30/09/2008

Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, 2008.

Según notas oficiales publicadas en www.mepsyd.es/multimedia/00008691.pdf y www.mepsyd.es/multimedia/00008692.pdf, y que recogen la evolución de las adopciones internacionales en España en los últimos años, en 2007 se han adoptado 3648 niños, de los cuales proceden de China y Federación Rusa el 55,2%. Éstos junto con los que proceden de Etiopía, Colombia y Ucrania suman el 82,4%, constituyendo los orígenes más frecuentes de estos niños.

Respecto al año anterior se observa un descenso importante del número total de adopciones (18,5%) a expensas del descenso de las adopciones en China y Rusia (descenso del 34,2% en el último año), y que no se compensa con el aumento de las adopciones procedentes de Etiopía y Ucrania. El año 2004 fue el que mayor número de adopciones registró (5541), y se ha producido un descenso acumulado desde entonces de un 34,1%. Las causas del descenso de las adopciones de niños chinos y rusos están relacionadas con cambios en la legislación de esos países en cuanto a la autorización y acreditación de entidades colaboradores y candidatos a la adopción; también a un aumento significativo de las adopciones nacionales en China.

El 71% de los menores adoptados tenían menos de 2 años de edad. El 85% han sido adoptados por parejas y el resto por familias monoparentales.

Se calcula que unas 10 000 familias cada año realizan una solicitud de adopción en nuestro país; el 97,7% de estas solicitudes alcanzan el certificado de idoneidad. Una vez cumplido este paso, el tiempo de espera medio está entre los 6 y los 24 meses. La tasa relativa de adopciones se sitúa en 10/100.000 habitantes (1.ª o 2.ª en el mundo, según años). Las comunidades de Cataluña, Andalucía, Madrid, Valencia y País Vasco (por este orden) son las comunidades de residencia de los adoptantes más frecuentes.