Proyecto de desarrollo estratégico de la Pediatría de Atención Primaria en Andalucía

Autores:

Valdivia Jiménez Ca, Palomino Urda Nb, Mateo Rodríguez Ic

aPediatra. CS Los Boliches. Fuengirola, Málaga. España.
bCS Salvador Caballero. Granada. España.
cProfesora de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Granada. España.

Correspondencia: C Valdivia. Correo electrónico: cvaldivia@telefonica.net

Referencia para citar este artículo:

Valdivia Jiménez C, Palomino Urda N, Mateo Rodríguez I. Proyecto de desarrollo estratégico de la Pediatría de Atención Primaria en Andalucía. Rev Pediatr Aten Primaria. 2008;10 Supl 2:S81-94.

Publicado en Internet: 30/06/2008

Resumen:

La atención a la salud infantil en nuestro modelo sanitario se lleva a cabo por pediatras que trabajan en el ámbito de la Atención Primaria (AP) con reconocidos resultados en salud, así como gran satisfacción por parte de los usuarios.

Los cambios en el uso de servicios sanitarios, así como en la percepción en las prioridades de salud del niño, las nuevas tendencias demográficas y sociales (inmigración, población con problemas sociales, nuevos perfiles de usuarios con mayor información y demanda, etc.), el cambio en la patología aguda y el incremento de procesos crónicos, etc., sugieren una revisión del perfil profesional del pediatra de Atención Primaria, así como un dimensionamiento adecuado de las plantillas en un contexto preocupante de falta de profesionales.

Desde la Asociación de Pediatras de Atención Primaria de Andalucía (APap-Andalucía) se ha encargado a la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) el trabajo de investigación "Proyecto de Desarrollo Estratégico de la Pediatría de Atención Primaria en Andalucía", con el fin de analizar la situación actual y proponer alternativas para su mejor posicionamiento en el futuro.

Se realiza un abordaje global que permita conocer la imagen de la asistencia pediátrica de Atención Primaria en Andalucía, las dificultades y limitaciones, así como las expectativas, necesidades y elementos de mejora, tanto desde la perspectiva de los propios pediatras como de otros grupos profesionales relacionados (medicina de familia, enfermería, trabajo social, pediatras del ámbito hospitalario y la administración sanitaria).

En último término, toda esta información contribuirá a plantear un diagnóstico estratégico en base a la opinión de expertos, con objeto de identificar líneas estratégicas y de acción.

Palabras clave: Pediatría de Atención Primaria, Plan estratégico, Andalucía.

Conflicto de Intereses:

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

Introducción

La atención a la salud infantil en nuestro modelo sanitario se lleva a cabo por pediatras que trabajan en el ámbito de la Atención Primaria (AP), a diferencia de otros países del entorno. Este hecho es vivido como una conquista social, más aún cuando las diferentes encuestas realizadas en la Sanidad Pública muestran un alto grado de satisfacción de los usuarios con la atención pediátrica ofrecida en los centros sanitarios.

Éste parece un momento clave para iniciar un proceso de reflexión interna acerca del papel de la Pediatría de AP, de las características más importantes que definen el modelo actual y de su capacidad para afrontar retos futuros.

Es importante, además, considerar en ese proceso de reflexión no sólo la visión de los propios pediatras, sino también la imagen que de ellos tienen otros profesionales y organizaciones que les influyen o con los que se relacionan en el desarrollo de su trabajo.

A través de un Plan de Desarrollo Estratégico se trata de definir las líneas de acción hacia las que debería orientarse el futuro de una entidad u organización, sea ésta un centro sanitario, una sociedad científica o una especialidad médica.

De igual importancia es el análisis sistemático de elementos claves del entorno interno, que nos ayudará a predecir la capacidad para afrontar nuevos retos y las principales debilidades a abordar. Algunos de los elementos que se pueden identificar como de especial preocupación para el colectivo de pediatras de AP en este momento se refieren a: cartera de servicios, ratio pediátrica, integración en equipos de AP, visibilidad y capacidad de influencia a diferentes niveles, formación, problemas profesionales y organizativos, los nuevos retos y necesidades de salud de la población infantil.

Las posibilidades de éxito de un proyecto de estas características dependen casi en la misma medida de la participación y la implicación de todos aquellos que pueden influir en sus resultados.

Se entiende que las sociedades científicas que representan a un colectivo médico ocupan una posición clave para proponer recomendaciones acerca del modelo y desarrollo futuro de una especialidad, lo que ha justificado que desde la APap-Andalucía se haya promovido este proyecto.

Objetivos del proyecto

El objetivo de este estudio es analizar la situación actual de la especialidad de Pediatría de AP en Andalucía y proponer alternativas para su mejor posicionamiento en el futuro. Igualmente definir el papel que debe desempeñar la APap-Andalucía en este proceso desde el punto de vista de los pediatras.

Como eje central del proyecto, y punto de partida, nos planteamos realizar un análisis de la opinión de los principales protagonistas relacionados con la especialidad de Pediatría de AP (tanto internos como externos). Se realizará un abordaje global que permita conocer la imagen de la atención pediátrica de AP en Andalucía, las dificultades y limitaciones, así como las expectativas, necesidades y elementos de mejora desde la perspectiva de los propios pediatras.

En último término, toda esta información contribuirá a plantear un diagnóstico estratégico en base a la opinión de expertos, con objeto de identificar líneas estratégicas y de acción.

Por ello, este análisis puede ser el punto de partida para definir posteriores áreas de información sobre las que profundizar desde el enfoque de los propios pediatras, así como de los principales agentes con los que se relacionan.

Metodología

1. Análisis interno: analizar la situación actual de la especialidad de Pediatría de AP en Andalucía

2. Diagnóstico estratégico y definición de líneas estratégicas

Definir alternativas para el mejor posicionamiento de la Pediatría de AP en Andalucía y definir el papel que debe desempeñar la APap-Andalucía en este proceso.

Resultados

Se presentan por capítulos los resultados para cada uno de los objetivos y estrategias planteadas en el proyecto:

1. Análisis de la situación

Cuestionario de opinión

El cuestionario estaba organizado en distintos apartados y trató de analizar las variables siguientes:

Tabla I. Porcentaje de tiempo de trabajo semanal que se dedica a las distintas actividades

Tabla II. Puntos fuertes y puntos débiles de la Pediatría de AP

Tabla III. Aspectos con los que se encuentra más satisfecho y menos satisfecho en su trabajo

Análisis en profundidad

Se destacan a continuación los aspectos que han sido sometidos a debate y análisis:

Análisis de la demanda. Previsiones sociodemográficas (2005-2015)

2. Diagnóstico estratégico y definición de líneas estratégicas

Modelo horizonte

Se identifica una lista de ideas que constituyen "factores críticos de éxito" priorizándose dos dimensiones de las mismas: valor estratégico (importancia) y posición competitiva (situación actual) de las mismas. De la diferencia de estas dos puntuaciones se deduce el gap (distancia entre la situación actual y la deseable). Ver tabla IV y figura 1.

Tabla IV. Modelo horizonte: factores críticos de éxito

Figura 1. Modelo horizonte

  1. Potenciar la Unidad de Atención Infantil dentro de los equipos: participación del equipo del CS (centro de salud) en la atención pediátrica. Implicación de enfermería.
  2. Responsabilidad del profesional en la calidad: compromiso de los profesionales en la calidad asistencial, asumir la responsabilidad de los nuevos retos, cartera de servicios y la asistencia generada en cupos bien dimensionados.
  3. Educación sanitaria. Promover autocuidado: desarrollar actividades preventivas y promoción de la salud. Educación sanitaria. Participación de los usuarios en la toma de decisiones. Educación sanitaria en familias de niños con enfermedades crónicas.
  4. Accesibilidad: es importante como elemento de calidad, pero actualmente está sobrepasada.
  5. Adecuación de tamaño de cupos: adecuación de la población asignada a los profesionales que garantice el tiempo suficiente en consulta.
  6. Aumento de recursos: en AP, en general, y en particular en la Pediatría. Garantizar los recursos para poner en marcha iniciativas promovidas por la administración sanitaria para mejorar la calidad asistencial (procesos asistenciales). Captación de nuevos pediatras para AP (prestigiar Primaria).
  7. Incremento de plazas de MIR-P.
  8. Representación y participación en órganos de decisión: favorecer y asegurar la presencia de pediatras en los ámbitos donde se toman decisiones.
  9. Mejora de las condiciones laborales: hacer atractivo nuestro ámbito laboral y facilitar condiciones que favorezcan el desarrollo profesional de los pediatras de AP (ámbito asistencial, formativo, investigador y docente).
  10. Priorizar la atención infantil en las políticas de salud: actualización y adecuación de la cartera de servicios.
  11. Establecer perfiles competenciales en Pediatría de AP: definir una identidad profesional clara y diferenciada como pediatra de AP y desarrollar las capacidades y competencias profesionales para ello.
  12. Modelo de trabajo que integre la atención a la comunidad: a desarrollar en colaboración con el ámbito educativo y social y desde una perspectiva multidisciplinar.
  13. Plan de comunicación: que permita dar difusión a los resultados en salud de la población infantil, refuerce nuestra presencia y "visibilidad" dentro de los equipos de AP, frente a la Administración y ante la opinión pública.
  14. Investigación: desarrollo de líneas propias del ámbito, y propiciar la labor investigadora entre los pediatras de AP.
  15. Adecuación de sistemas de registro que faciliten información real sobre la actividad realizada.

Líneas estratégicas

Derivadas de las respuestas al siguiente planteamiento: "En base al análisis de situación previo: ¿qué actuaciones se podrían desarrollar con el objetivo de mejorar el posicionamiento y las posibilidades de desarrollo estratégico de la Pediatría de AP en Andalucía?".

Las respuestas se agruparon en "ideas fuerza", que se clasificaron en doce categorías que definen las siguientes líneas y medidas estratégicas (priorizadas de mayor a menor importancia):

  1. Participación e influencia en la administración: asegurar la visibilidad en órganos decisorios identificando el lugar del pediatra en cada línea estratégica de la administración (referentes de Pediatría en Distritos Sanitarios, Consejería de Salud, Servicios Centrales del SAS.
  2. Cartera de servicios: definir la cartera de servicios de Pediatría de AP, que sirva de guía para solicitar los recursos necesarios para su desarrollo adecuado.
  3. Plan de comunicación: aumentar la visibilidad, tanto frente a la Administración como en nuestro ámbito, ante otros colectivos profesionales y ante la población general. Comunicar dando a conocer nuestros puntos fuertes y lo que aportamos al sistema en la atención infantil.
  4. Equipo de atención al niño/trabajo en equipo: implicación del personal de enfermería en la asistencia pediátrica, potenciar y desarrollar sus perfiles competenciales en este tramo de edad.
  5. Potenciar una política adecuada de recursos humanos/mejora de condiciones laborales: mejorar los contratos laborales que hagan atractivas las plazas de Primaria (estabilidad, horarios que permitan conciliación laboral-familiar, tamaño de cupos razonables, etc.).
  6. Alianzas estratégicas: potenciar la relación con especializada, así como con otras sociedades de pediatría, otros colectivos de Primaria (medicina de familia, enfermería).
  7. Modelo de calidad de la asistencia infantil: establecer el perfil competencial del pediatra de AP actualizado y adecuado a las necesidades de la población, participar en la elaboración de la carrera profesional, requisitos de la agencia de calidad para acreditación de centros, profesionales...
  8. Modelo de organización funcional: proponer modelo de organización de la jornada laboral (manejo de pacientes sin cita/urgentes, asegurar la viabilidad de la consulta programada, identificar los problemas en la gestión de las consultas y proponer soluciones).
  9. Investigación: potenciar, incentivar y facilitar la investigación. Visibilizar los resultados de la Pediatría de AP.
  10. Formación: aumentar la representación en órganos decisorios del contenido de la especialidad (Comisión Nacional de la Especialidad), impulso de la rotación de residente del MIR-Pediatría por AP (adecuación de un programa formativo), asegurar la formación del colectivo y la formación de otros profesionales que forman parte del equipo (enfermería).
  11. Sistemas de registro/información: mejorar/adecuar los sistemas de registro para poder explotar la información recogida, indicadores de calidad, información de actividad, etc.
  12. Orientación usuarios/ciudadanos: educación sanitaria para uso responsable de servicios sanitarios.

3. Plan de comunicación

Finalmente se plantea desarrollar una estrategia comunicativa con el objetivo de que el proyecto sea compartido, respetado, y pueda ser motivante para el máximo número de pediatras, así como por los órganos de decisión clave del Sistema Sanitario Público Andaluz. Se pretende asegurar que cada segmento profesional haya recibido la información suficiente sobre el proyecto y que todos los mensajes que circulen en los distintos ámbitos de interés sean coherentes.