Artefactos en radiografías: ¡debemos pensar en ellos!

Autores:

Santos Sánchez Rey MAa, Albañil Ballesteros MRb, Díaz del Río Martínez Cc, Víllora Morcillo Nd

aMIR-Pediatría. Hospital Universitario de Fuenlabrada. Fuenlabrada, Madrid. España.
bPediatra. CS Cuzco . Fuenlabrada, Madrid. España.
cHospital Universitario de Fuenlabrada. CS Cuzco . Fuenlabrada, Madrid. España.
dHospital Universitario de Fuenlabrada. CS Cuzco . Fuenlabrada, Madrid. España.

Correspondencia: MA Santos. Correo electrónico: almussr@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

Santos Sánchez Rey MA, Albañil Ballesteros MR, Díaz del Río Martínez C, Víllora Morcillo N. Artefactos en radiografías: ¡debemos pensar en ellos!. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2022;(31): [en prensa]..

INTRODUCCIÓN

En las radiografías, la prueba de imagen más solicitada desde Atención Primaria, a menudo nos encontramos artefactos que pueden dar lugar a dudas diagnósticas, sobre todo si su localización está en el mismo nivel en el que el paciente presenta los síntomas.

RESUMEN

Niña de 12 años que consulta en su pediatra de Atención Primaria por abultamiento en región cervical baja desde hace 2 años junto con cervicalgia de 7 meses de evolución. Refería además movimientos cervicales intermitentes, tipo asentimiento, desde hacía 4 meses, parcialmente controlables. A la exploración presenta giba cervical grasa, dolor a la palpación en musculatura paravertebral izquierda, apofisalgia a nivel de C7, con movilidad cervical conservada no dolorosa.

Se solicita radiografía cervical, con hallazgo de aumento de atenuación de partes blandas a nivel laterocervical izquierdo en la proyección anteroposterior (Fig. 1), que no se ve en la proyección lateral, presentando por lo demás una correcta alineación de la columna cervical sin líneas de fractura. Se consulta con el servicio de Radiología, que informa de que se trata de posible imagen artefactual debido a que el cabello está colocado sobre ese hombro. Se repite al día siguiente la radiografía con el pelo recogido, desapareciendo dicha imagen (Fig. 2).

Figura 1. Radiografía cervical anteroposterior y lateral iniciales
Figura 1. Radiografía cervical anteroposterior y lateral iniciales
Figura 2. Radiografía cervical con el cabello recogido
Figura 2. Radiografía cervical con el cabello recogido

Por el tic fue remitido a consultas de Neuropediatría, donde posteriormente refería mejoría del dolor con disminución de la frecuencia de los tics, por lo que fue dada de alta.

CONCLUSIONES

Es importante tener en cuenta la posibilidad de dichas imágenes artefactuales a la hora de interpretar radiografías y en caso de duda ponerse en contacto con el Servicio de Radiología para valorar si son necesarias más pruebas de imagen.

CONFLICTO DE INTERESES

Las autoras declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.