Enviar a un amigo Comentarios Imprimir Descargar PDF
 Artículo sin valoraciones 

Volver al indice >>

Comunicaciones. Miscelánea

Cantinas escolares de San Sebastián. Contribución a la nutrición infantil. 2.º Congreso Nacional de Pediatría, 1923

Autores:

Gorrotxategi Gorrotxategi PJa, Zabaleta Rueda Ab, Bedialauneta Somoza Oc, Zafra Anta MAd, García Nieto Ve

aPediatra. Grupo de Trabajo de Historia de la Asociación Española de Pediatría (AEP). CS Pasaia San Pedro. Pasajes, Guipúzcoa. España.
bPediatra. CS Pasaia San Pedro. Pasajes, Guipúzcoa. España.
cMIR-Pediatría. Hospital Universitario Donostia. San Sebastián, Gipuzkoa. España.
dServicio de Pediatría. Hospital Universitario de Fuenlabrada. Fuenlabrada, Madrid. España.
eServicio de Nefrología Pediátrica. Hospital Nuestra Señora de Candelaria. Santa Cruz de Tenerife, España.

Correspondencia: PJ Gorrotxategi. Correo electrónico: pedro.gorrotxa@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

Gorrotxategi Gorrotxategi PJ, Zabaleta Rueda A, Bedialauneta Somoza O, Zafra Anta MA, García Nieto V. Cantinas escolares de San Sebastián. Contribución a la nutrición infantil. 2.º Congreso Nacional de Pediatría, 1923. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2021(30):195-6.


INTRODUCCIÓN

Las cantinas escolares fueron un servicio de ayuda a la nutrición de la infancia de las clases más desfavorecidas de principios del siglo XX. En la sección primera del 2.º Congreso Nacional de Pediatría “Higiene y Alimentación” se leyó una comunicación titulada “Las cantinas escolares de San Sebastián”, por el vicepresidente de la Junta, don Mariano Zuaznavar, en la que se abordaba la influencia que ejercen estas instituciones en la nutrición infantil, y también, en la educación física y moral del niño.

OBJETIVO

Conocer las características generales de las cantinas escolares y las específicas de las cantinas de San Sebastián.

MÉTODO

Revisión de la hemeroteca digital local (Donostia Kultura), fondos de la biblioteca provincial de Gipuzkoa (Koldo Mitxelena Kulturunea), Cuadernos de Historia de la Pediatría Española, así como otras revistas locales.

RESULTADOS

Las cantinas escolares tuvieron una notable influencia en la mejora de la nutrición infantil. En las cantinas de Bilbao se comprobó que, durante el año 1924, los comensales de las cantinas escolares obtuvieron una ganancia media de peso de 1,439 kg, lo que era un 20% más que la ganancia media anual en el conjunto de los escolares.

La primera Cantina escolar de San Sebastián se inauguró en 1911 en el grupo escolar Amara (Fig. 1), fruto de la implicación de Don Eduardo Vega de Seoane, presidente de la Comisión de Fomento del Municipio. Para 1925 el número de Cantinas había aumentado a 6 y las raciones de comida que se administraron ese año fueron las siguientes: 23 465 en Amara, 19 675 en Ensanche oriental, 19 675 en Viteri-Gros, 19 570 en Antiguo, 19 665 en Peñaflorida, 19 570 en Atocha y 34 336 en las escuelas rurales siendo el total de 122 851.

Figura 1. Inauguración de las cantinas escolares de Amara, 1911
Figura 1. Inauguración de las cantinas escolares de Amara, 1911

En las Cantinas de Bilbao, el número de estas y el número de raciones era inferior a las de San Sebastián teniendo, en aquellos años el doble de población. Bilbao en 1920 tenía 112 819 habitantes frente a los 61 774 de San Sebastián.

CONCLUSIONES

Las cantinas escolares contribuyeron a la mejora de la alimentación infantil a principios del siglo XX. La ciudad de San Sebastián contó con una extensa red de cantinas.

Lamentablemente, esta situación no es exclusivamente un hecho histórico. Hoy en día, muchos niños dependen de los comedores escolares para tener una alimentación mínima y algunas familias no pueden alimentar adecuadamente a sus hijos sin la ayuda de las comidas que se ofrecen en los centros escolares.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.