Enviar a un amigo Comentarios Imprimir Descargar PDF
 Artículo sin valoraciones 

Volver al indice >>

Casos clínicos. Gastroenterología, nutrición y obesidad

Proctocolitis alérgica y dieta vegana

Autores:

Sánchez-Gil Romero Pa, Rodríguez Jiménez Cb, Marquina Cintora Sc, Sánchez Suárez Ad, Grande Herrero Le, Gómez Pérez Lf

aHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
bHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
cServicio de Pediatría. Hospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
dServicio de Pediatría. Hospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
eHospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid. España.
fCS Universitario Pinto. Pinto, Madrid. España.

Correspondencia: P Sánchez-Gil . Correo electrónico: piedadsanchezgil@hotmail.com

Referencia para citar este artículo:

Sánchez-Gil Romero P, Rodríguez Jiménez C, Marquina Cintora S, Sánchez Suárez A, Grande Herrero L, Gómez Pérez L. Proctocolitis alérgica y dieta vegana. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2021(30):181.


INTRODUCCIÓN

El principal factor implicado en la alergia no mediada por IgE en los lactantes es la proteína de la leche de vaca, ya que es uno de los primeros antígenos alimentarios con los que el lactante se pone en contacto. Sin embargo, debemos tener en cuenta otros antígenos alimentarios que también pueden estar implicados en dicha patología.

A continuación, se presenta el caso clínico de un lactante con alergia no mediada por IgE, que no está producida por la proteína de la leche de vaca.

CASO CLÍNICO

Lactante mujer de cuatro meses, sin antecedentes perinatales de interés, que fue derivada por su pediatra de Atención Primaria a las consultas de Digestivo Infantil por sospecha de proctocolitis alérgica a la proteína de soja. Desde el nacimiento había sido alimentada con lactancia materna exclusiva y su madre seguía una dieta vegana con suplementos de vitamina B12.

En el centro de salud se le realizó un coprocultivo y test de antígenos de rotavirus y adenovirus en heces, que fueron negativos.

En la primera consulta de Digestivo Infantil, la madre refería que, desde los dos meses y medio de vida, la niña tenía deposiciones con hebras de sangre, que persistían a pesar de haber retirado su pediatra la soja de la dieta. Presentaba buen estado general y adecuada ganancia ponderoestatural sin otra clínica añadida.

Inicialmente, se intentó mantener la alimentación con lactancia materna exclusiva, retirando de la dieta materna, durante 4 semanas, los alimentos con trazas de proteína de soja, las semillas y los frutos secos, sin éxito. Finalmente, por persistencia de la sintomatología, hubo que retirar la lactancia materna e iniciar fórmula extensamente hidrolizada.

CONCLUSIONES

Las reacciones alérgicas no mediadas por IgE en lactantes alimentados con lactancia materna no siempre se producen por las proteínas de la leche de vaca. Es importante tener en cuenta otras proteínas alimentarias como las del huevo y soja, que también pueden ocasionar un cuadro de protocolitis alérgica.

Dado que las dietas veganas son tendencia en la sociedad en la que vivimos, sería interesante investigar otras posibles proteínas causantes de alergia no mediada por IgE, de cara a conseguir un mejor manejo de estos pacientes, y evitar así la retirada de la lactancia materna.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.