Enviar a un amigo Comentarios Imprimir Descargar PDF
 Artículo sin valoraciones 
Este artículo sólo existe en formato electrónico

Volver al indice >>

Notas clínicas

Dermatitis de contacto por tatuaje de henna

Autores:

Gómez Tena Ga, García Ariza Rb, Velasco Manrique MVc, Galbe Sánchez-Ventura Jd

aPediatra. CS de Alcorisa. Teruel. España.
bMIR-MFyC. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
cPediatra. CS Torrero-La Paz. Zaragoza, España.
dPediatra. CS Torrero La Paz. Zaragoza. España.

Correspondencia: G Gómez. Correo electrónico: gorettigomez@hotmail.com

Referencia para citar este artículo:

Gómez Tena G, García Ariza R, Velasco Manrique MV, Galbe Sánchez-Ventura J. Dermatitis de contacto por tatuaje de henna. Rev Pediatr Aten Primaria. 2013;15:344.e169-e171.

Publicado en Internet: 20/12/2013

Resumen:

En los últimos tiempos se han puesto de moda los tatuajes de henna, originarios de los países islámicos, lo cual ha provocado casos cada vez más frecuentes de dermatitis de contacto por estos tatuajes.

Generalmente se deben a las sales metálicas usadas para preparar los pigmentos. Se han descritos casos con los pigmentos rojo (mercurio), verde (cromo), amarillo (cadmio), azul (cobalto) y negro (tinta china, óxido de titanio o de hierro). Las lesiones pueden ser tanto localizadas como generalizadas e incluir rinitis, asma bronquial o incluso glomerulonefritis o shock si el pigmento contiene parafenilendiamina (PPD). Exponemos un caso visto en la consulta de Atención Primaria de una dermatitis de contacto aparecida tres días después de la aplicación de un tatuaje de henna. Por tanto, debido al riesgo asociado, se deben desaconsejar los tatuajes de henna, sobre todo si contienen PPD, hasta que se establezca una normativa al respecto.

Palabras clave: Tatuaje. Henna. Dermatitis de contacto.


CASO CLÍNICO

Niño de ocho años previamente sano que acude a la consulta de Pediatría de Atención Primaria por presentar un eccema agudo en el dorso del antebrazo derecho, muy pruriginoso, donde tres días antes se había aplicado un tatuaje de henna de color negro. Se observó una placa papulovesiculosa bien delimitada que dibujaba el área del tatuaje. No presentaba signos de sobreinfección. La evolución clínica fue favorable, con desaparición de las lesiones tras la administración tópica de hidrocortisona durante diez días (Fig. 1).

Figura 1. Eccema que dibuja el área del tatuaje

COMENTARIOS

Las dermatitis alérgicas por tatuajes no son infrecuentes1 y generalmente se deben a las sales metálicas usadas para preparar los pigmentos. Se han descrito casos con los pigmentos rojo (mercurio), verde (cromo), amarillo (cadmio), azul (cobalto) y negro (tinta china, óxido de titanio o de hierro). Las lesiones pueden ser tanto localizadas como generalizadas. En los últimos tiempos se han puesto de moda los tatuajes de henna, originarios de los países islámicos. La henna es un tinte vegetal que se obtiene de las hojas y flores del arbusto indígena Lawsonia (familia Lythraceae). El polvo que se obtiene de ellas se mezcla con distintos productos hasta formar una pasta que se aplica en la piel durante varias horas2. Habitualmente se usa para teñir el pelo y la piel, y se recomienda a aquellos pacientes sensibilizados a tintes sintéticos, debido a su bajo poder alergénico. A pesar de ello, se han descrito casos de rinitis y/o asma bronquial y de dermatitis alérgicas de contacto (DAC) causadas por esta sustancia3-5. La aplicación de la henna, tanto en la piel como en el cabello, es directa. El color que se obtiene es rojizo. Para conseguir otras gamas del color se puede mezclar con índigo y cáscara de nuez, y para intensificarlos, con zumo de limón o de remolacha. Dado que el tiempo que precisa para que el tinte impregne la piel o el cabello puede ser largo, en algunas ocasiones, para acortarlo, se añade parafenilendiamina (PPD)6, colorante perteneciente al grupo químico azoico, muy utilizado como tinte capilar e industrial. Es un potente sensibilizante y es el responsable de la mayoría de los casos de DAC7. La aplicación tópica de PPD se ha asociado en algunos casos a graves complicaciones, como insuficiencia renal debida a glomerulonefritis, anemias hemolíticas o shock, originadas por la absorción percutánea de PPD8. Por tanto, se deben desaconsejar los tatuajes que contengan PPD, que pueden ser identificados por su color negro o al recibir la información de su prolongada duración y brevedad de administración, hasta que se establezca una normativa al respecto.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

ABREVIATURAS: DAC: dermatitis alérgicas de contacto • PPD: parafenilendiamina.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Maiso Merino E, Bravo Acuña J, Merino Moína M. "Pokemonitis": los peligros de los tatuajes con henna negra. Rev Pediatr Aten Primaria. 2013;15:251-3.
  2. Carretero P, Garcés MM, Herrero D, Blanco J, García F, Fuentes M, et al. Dermatitis de contacto por tatuaje de Henna. Alergol Inmunol Clin. 2000;15:325-7.
  3. Jovanovic DL, Slavkovic-Jovanovic MR. Allergic contact dermatitis from temporary henna tattoo. J Dermatol. 2009;36(1):63-5.
  4. Matulich J, Sullivan J. A temporary henna tattoo causing hair and clothing dye allergy. Contact Dermatitis. 2005;53:33-6.
  5. Craven JA. A well-circumscribed henna tattoo hypersensitivity reaction. J Paediatr Child Health. 2010;46(7-8):372.
  6. Turan H, Okur M, Kaya E, Gun E, Aliagaoglu C. Allergic contact dermatitis to para-phenylenediamine in a tattoo: a case report. Cutan Ocul Toxicol. 2013;32(2):185-7.
  7. Kluger N, Raison-Peyron N, Guillot B. Temporary henna tattoos: Sometimes serious side effects. Presse Med. 2008;37(7-8):1138-42.
  8. Abdulla KA, Davidson NM. A woman who collapsed after painting her soles. Lancet. 1996;348:658.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.