Artículo sin valoraciones 

Originales

Apendicitis en menores de cuatro años. Identificación de signos, síntomas y parámetros analíticos y radiológicos hacia un diagnóstico precoz

Autores:

García Camiño Ea, Campillo i López Fb, Delgado Díez Bc, Ballesteros Moya Ed, Calle Gómez Ae, Martín Sánchez Jf

aMIR-Pediatría. Hospital Universitario La Paz. Madrid. España.
bMIR-Pediatría. Hospital Universitario La Paz. Madrid, Madrid. España.
cMIR-Pediatría. Hospital Universitario La Paz. Madrid, Madrid. España.
dMIR-Pediatría. Hospital Universitario La Paz. Madrid. España.
eMIR-Pediatría. Hospital Universitario La Paz. Madrid, Madrid. España.
fServicio de Urgencias Pediátricas. Hospital Infantil Universitario La Paz. Madrid, España.

Correspondencia: E García. Correo electrónico: estefania.gcamino@gmail.com

Referencia para citar este artículo:

García Camiño E, Campillo i López F, Delgado Díez B, Ballesteros Moya E, Calle Gómez A, Martín Sánchez J. Apendicitis en menores de cuatro años. Identificación de signos, síntomas y parámetros analíticos y radiológicos hacia un diagnóstico precoz. Rev Pediatr Aten Primaria. 2014;16:213-8.

Publicado en Internet: 19/09/2014

Resumen:

Introducción: la apendicitis aguda en menores de cuatro años presenta una incidencia elevada de complicaciones con respecto a otras edades, propias de un diagnóstico tardío, como la peritonitis. Con este estudio se pretende encontrar datos que ayuden a un diagnóstico precoz que reduzca su incidencia.

Material y métodos: estudio retrospectivo de los niños menores de cuatro años con diagnóstico de apendicitis aguda confirmada a partir de una muestra anatomopatológica. Se registraron y analizaron variables demográficas, clínicas y analíticas, pruebas de imagen y anatomopatológicas, y complicaciones quirúrgicas.

Resultados: de 82 pacientes incluidos, se encontró una relación de 1,5:1 hombre:mujer, que varió según la franja de edad, hallando un 85,7% de mujeres en menores de dos años y un 43,2% entre dos y cuatro años. Los síntomas más frecuentes fueron dolor abdominal progresivo, vómitos, anorexia y decaimiento. Los signos más frecuentes fueron dolor a la palpación en la fosa iliaca derecha, defensa abdominal y fiebre. No hubo diferencias en cuanto a hallazgos analíticos, radiológicos o anatomopatológicos.

La peritonitis fue más frecuente en los pacientes con fiebre >38,5 °C el primer día (odds ratio: 3,36; p=0,009). No se observó relación significativa entre edad y aumento de riesgo de peritonitis.

Conclusiones: la apendicitis aguda en menores de cuatro años sigue siendo un reto diagnóstico. Los síntomas y signos son similares a los clásicos de la apendicitis, aunque asocian más frecuentemente decaimiento y fiebre alta y de corta evolución; esta última triplica el riesgo de perforación apendicular y peritonitis, sobre todo en mujeres menores de dos años.

Palabras clave: Apendicitis. Diagnóstico precoz. Perforación intestinal. Peritonitis. Preescolar. Lactante.


INTRODUCCIÓN

El dolor abdominal agudo es un motivo de consulta frecuente en Pediatría de Atención Primaria, con un diagnóstico diferencial amplísimo que abarca desde patología banal a situaciones de riesgo vital. La apendicitis aguda en niños comparte características típicas de presentación con el adulto1,2, a pesar de las diferencias anatómicas o dietéticas que modifican su fisiopatología3-5.

Sin embargo, a medida que disminuye su edad se observan más frecuentemente complicaciones propias de un diagnóstico tardío, como la peritonitis secundaria a la perforación apendicular, especialmente en menores de cuatro años6-8.

Los objetivos del estudio fueron:

  • Describir y analizar síntomas, signos y hallazgos analíticos, así como pruebas de imagen, en pacientes menores de cuatro años diagnosticados de apendicitis aguda.
  • Identificar entre esos datos los más significativos para el diagnóstico precoz de apendicitis aguda.
  • Encontrar entre esos datos los relacionados más frecuentemente con la principal complicación en estas edades: la perforación apendicular con peritonitis.
  • Promover la recogida sistemática de los signos y síntomas que ayuden al clínico a conseguir un diagnóstico precoz.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se realizó un estudio retrospectivo del periodo desde diciembre de 2006 a abril de 2012. Se incluyó a menores de cuatro años atendidos en el Servicio de Urgencias Pediátricas de un hospital terciario universitario, con el diagnóstico de apendicitis aguda confirmado por estudio anatomopatológico de la pieza quirúrgica. Los datos se obtuvieron de las historias a través de la Unidad de Codificación para pacientes con diagnóstico de apendicitis aguda al alta (CIE-10 K35.9) y edades inferiores a cuatro años en el momento del diagnóstico. Quedaron excluidas las apendicectomías realizadas por sospecha de apendicitis aguda que finalmente resultaron no patológicas (“apendicectomías blancas”), así como las profilácticas realizadas en el contexto de otra intervención. No se excluyó a aquellos niños que hubiesen sido diagnosticados en otros centros y que finalmente se trasladasen e interviniesen en el centro a estudio.

Se registraron variables demográficas, clínicas, analíticas, radiológicas, ecográficas, quirúrgicas y anatomopatológicas, así como la estancia hospitalaria y las complicaciones posoperatorias, datos necesarios para la aplicación de alguna de las escalas validadas para el diagnóstico de apendicitis en niños, como el Pediatric Appendicitis Score (PAS) de M. Samuel9-11.

En cuanto a la historia de la enfermedad, se reconocieron las horas de evolución del cuadro desde el primer día referido de síntomas hasta su diagnóstico, así como las visitas previas al hospital en ese periodo. Se consideraron los días de estancia desde el día de ingreso hasta el alta, ambos incluidos. El periodo de seguimiento de los pacientes abarcó desde la fecha del diagnóstico hasta la realización del estudio.

En relación a la radiología abdominal, se valoraron como hallazgos patológicos en la radiografía la distensión de asas, el aire libre intraabdominal, la presencia de apendicolito, el silencio abdominal y el borramiento de la línea del psoas; la escoliosis antiálgica fue calificada como no significativa. De la ecografía abdominal se estimó como alteración la presencia de apendicolito, absceso, plastrón y peritonitis (presencia de líquido purulento en la cavidad). También se valoraron como hallazgos anormales asas dilatadas, aumento del tamaño del apéndice, adenopatías inflamatorias, aumento de ecogenicidad de la grasa, apéndice no compresible y aumento del líquido en asas.

Respecto a las complicaciones, se consideraron tempranas aquellas ocurridas en los tres primeros días tras la cirugía, y tardías las posteriores a dicho periodo.

Finalmente, se llevó a cabo un análisis estadístico de las distintas variables de estudio con el programa Stata®12.0.

RESULTADOS

En total se obtuvieron 82 pacientes que cumplían los criterios de elegibilidad. La edad media fue de 36,8 meses (rango 7-47 meses) y la mediana de 38,5 meses, y no se detectaron diferencias significativas entre las distintas variables según la edad. En nuestra muestra encontramos 48 varones y 34 mujeres, con una relación de 1,5:1. La relación varió según la franja de edad, encontrando un 85,7% de mujeres en los menores de dos años y un 43,2% entre los dos y los cuatro años.

La estancia media hospitalaria fue de nueve días. Para los menores de dos años, el diagnóstico se realizó de mediana a los dos días de evolución, y se demoró hasta el tercer día en el caso de los mayores. El 57,7% de los pacientes fue diagnosticado en su primera visita al hospital, el 30,7% en una segunda visita y hasta un 11,5% de los pacientes necesitó tres o más visitas para llegar al diagnóstico.

Los síntomas registrados con sus respectivas frecuencias se recogen en la Tabla 1. Los más frecuentes fueron dolor abdominal progresivo, vómitos, anorexia y decaimiento.

Tabla 1. Síntomas más frecuentes en menores de cuatro años con apendicitis aguda

Los signos más frecuentemente documenta