Publicidad
AEPap responde

   
 Artículo sin valoraciones 
Este artículo sólo existe en formato electrónico

In memoriam

Encarna Mendieta Sanz (1954-2020)

Referencia para citar este artículo:

Encarna Mendieta Sanz (1954-2020). Rev Pediatr Aten Primaria. .

Publicado en Internet: 12/02/2020


El pasado lunes 3 de febrero de 2020 falleció nuestra querida amiga y compañera Encarna Mendieta, pediatra del Centro de Salud de Barajas (Dirección Asistencial Este, Madrid).

Se fue de nuestro lado para siempre; se fue demasiado pronto, tres días después de su cumpleaños, tras haber luchado valientemente contra una cruel enfermedad.

Encarna fue una magnífica pediatra, inteligente, resolutiva y entregada. Una excelente compañera comprometida con la Atención Primaria y con el bienestar de sus pequeños pacientes, de los que siempre hablaba con afecto y ternura.

Fue también coordinadora de su centro de salud, cargo que desempeñó con ilusión y entusiasmo.

Pero por encima de todas estas cosas, Encarna fue una persona extraordinaria, por su generosidad, por su simpatía desbordante, por esa serenidad que transmitía y por ese enfoque positivo pero realista con el que encaraba la vida, siempre, incluso cuando hubo de afrontar el duro diagnóstico de su enfermedad.

En nuestro corazón perdurará el recuerdo de su vitalidad y su optimismo.

Ella misma, el día en que se despidió del centro de salud, consciente ya del alcance de su enfermedad, nos dijo a los allí presentes que la vida era un regalo, y que había que vivir cada día con optimismo y con ilusión.

Su amistad fue un auténtico regalo para los que tuvimos el privilegio de conocerla y quererla. Se fue discreta, serena y amable, rodeada de su familia estupenda, formada junto a Paco, su marido, y de la que tan orgullosa se sentía.

Se fue demasiado pronto, pero siempre estará en nuestros corazones.

Descansa en paz, querida amiga.

 

Carmen Ramo Manchego

11 de febrero de 2020

 

“Puedes llorar porque se ha ido,
o puedes sonreír porque ha vivido.
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva
o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado.
Tu corazón puede estar vacío
porque no la puedes ver,
o puede estar lleno del amor que compartiste.
Puedes llorar,
cerrar tu mente,
sentir el vacío
y dar la espalda,
o puedes hacer lo que a ella le gustaría:
sonreír, abrir los ojos, amar y seguir”.

Traducción libre de un poema titulado Remember me,
posiblemente escrito en 1981 por David Harkins,
artista aficionado nacido en Cumbria, al norte de Inglaterra).


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2020 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto