Artículo sin valoraciones 

A la Pediatría desde el Arte

Pintura rupestre de Minateda, 6000-3000 a. C.
La Guardería. Albert Samuel Anker, 1860

Autores:

Carabaño Aguado Ia

aServicio de Pediatría. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. España.

Correspondencia: I Carabaño. Correo electrónico: carabano1975@hotmail.com

Referencia para citar este artículo:

Carabaño Aguado I. Pintura rupestre de Minateda, 6000-3000 a. C. La Guardería. Albert Samuel Anker, 1860. Rev Pediatr Aten Primaria. 2012;14:373-4.

Publicado en Internet: 07/11/2012


Pintura rupestre, 6000-3000 a. C. Abrigo Grande de Minateda, Parque Arqueológico del Tolmo de Minateda. Hellín, Albacete.

Pintura rupestre de Minateda, 6000-3000 a. C.

Pintura rupestre de Minateda, 6000-3000 a. C.

Esta es una de las escenas más tiernas del arte levantino. En ella podemos contemplar a una mujer que lleva de la mano a un niño. Posiblemente sea una de las primeras representaciones gráficas del amor maternofilial.

El arte levantino pertenece a la categoría del arte rupestre. Fue creado por la civilización capsiense en la zona del Levante español, y data de los años 6000-3000 a. C.

En el caso del conjunto pictórico del Abrigo Grande de Minateda, uno de los mejores conservados en la Península ibérica, hay una gran cantidad de figuras de mujer asumiendo muy diversos roles. La maternidad es solo un ejemplo. Esta imagen está temáticamente emparentada con otras escenas, mucho más célebres, de cacerías, bailes rituales, recolección de frutos y miel, contiendas bélicas, etc. La ingenuidad representativa es la tónica dominante. Las figuras son sintéticas, monocromas y se limitan a ser un simple silueteado.

The Crèche, 1860. Albert Samuel Anker (1831-1910). Museum Oskar Reinhart am Stadtgarten. Winterthur. Suiza.

La Guardería. Albert Samuel Anker, 1860

La guardería. Albert Samuel Anker, 1860

Albert Samuel Anker (1831-1910) fue uno de los más destacados pintores suizos. Se inició en la representación de temas históricos y bíblicos, para después cultivar el bodegón. Pero donde verdaderamanente destacó fue en la representación de escenas costumbristas, sobe todo en aquellas cuyo elemento central eran los niños.

En este cuadro vemos a un grupo de compañeros de guardería con su cuidadora, en el esperado/denostado momento de la comida. La glotonería adquiere distintas formas: desde la voracidad de la niña pelirroja en primer plano, que apura la sopa directamente desde el plato, sin cubierto que medie, hasta el alimentado por el sueño (inmediatamente por encima del brazo derecho de la cuidadora).


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2018 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto