Artículo sin valoraciones 
Este artículo sólo existe en formato electrónico

Comunicaciones orales

C-43. Rusty-pipe syndrome (síndrome de las cañerías oxidadas). A propósito de un caso en la consulta de Atención Primaría

Autores:

Viscor Zárate Sa, Sánchez Erce Mb, Cenarro Guerrero MTc, García Vera Cd

aCS Sagasta-Ruiseñores. Zaragoza. Hospital Universitario Infantil Miguel Servet. Zaragoza. España.
bMIR-Pediatría. Hospital Miguel Servet. Zaragoza. España.
cHospital Universitario Miguel Servet. CS Sagasta-Ruiseñores. Zaragoza. España.
dPediatra. CS José Ramón Muñoz Fernández. Zaragoza. España.

Referencia para citar este artículo:

Viscor Zárate S, Sánchez Erce M, Cenarro Guerrero MT, García Vera C. C-43. Rusty-pipe syndrome (síndrome de las cañerías oxidadas). A propósito de un caso en la consulta de Atención Primaría. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2011;(20):e69.

Publicado en Internet: 18/11/2011


Caso clínico. Recién nacida a término de dos días de vida, con peso al nacer de 3100 g, producto de una gestación normal en una mujer primípara de 31 años sin antecedentes patológicos de interés. La niña realizó lactancia materna desde el nacimiento.

Se presenta el caso de esta madre con su recién nacida, que consulta a las 48 horas de inicio de la lactancia materna por aparecer una coloración rojo-vinosa muy llamativa en la leche, sin haber presentado la madre lesiones a nivel del pezón o el pecho, ni dolor durante la lactancia. Se continúo con la lactancia materna, desapareciendo la coloración sanguinolenta de la leche de forma espontánea a los cuatro días, recuperando a continuación la coloración típicamente blanca-amarillenta. Se prolongó posteriormente la lactancia materna hasta los 11 meses de edad de la niña, sin presentar nuevas incidencias.

Comentarios. El síndrome de las cañerías oxidadas, o Rusty-Pipe Syndrome, es un cuadro escasamente descrito en la bibliografía, que consiste en la aparición de una coloración sanguinolenta en la leche materna. Se trata de un cuadro benigno y autolimitado, generalmente bilateral, de entre tres y siete días de duración, que resulta importante dar a conocer, puesto que a pesar de la alarma que produce en las madres, se trata de un proceso benigno y autolimitado que no requiere la supresión de la lactancia materna.


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2019 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto