Artículo sin valoraciones 

Notas clínicas

Miositis viral aguda: a propósito de ocho casos

Autores:

García Ros Ma, Núñez Giralda Ab, Delgado Fuentes Ec

aPediatra. CS Carabanchel Alto. Madrid. España.
bPediatra. CS Carabanchel Alto. Madrid. España.
cPediatra. CS Carabanchel Alto. Madrid. España.

Correspondencia: M García. Correo electrónico: mgros@salud.madrid.org

Referencia para citar este artículo:

García Ros M, Núñez Giralda A, Delgado Fuentes E. Miositis viral aguda: a propósito de ocho casos. Rev Pediatr Aten Primaria. 2017;19:363-5.

Publicado en Internet: 06/10/2017

Resumen:

La miositis viral aguda es un proceso clínico muy típico con dolor e impotencia funcional en extremidades inferiores, después o durante una infección vírica con una elevación muy significativa de la creatinfosfoquinasa y una evolución clínica autolimitada con recuperación completa. Presentamos ocho casos de miositis aguda, en relación con la temporada gripal 2015-2016.

Palabras clave: Creatinfosfoquinasa. Miositis. Gripe humana.


INTRODUCCIÓN

La miositis aguda benigna es un proceso autolimitado que acompaña típicamente a las infecciones virales agudas en los niños. El principal agente causal es el virus de la gripe A o B, aunque se han descrito otros agentes, como enterovirus y Mycoplasma1.

La miositis puede aparecer acompañando el cuadro gripal, aunque en la mayoría de los casos desarrollan los síntomas en la fase de convalecencia de la enfermedad. Provoca dolor y sensibilidad muscular, localizada en la región de las pantorrillas, por lo que los niños se niegan a caminar o tienen dificultad para hacerlo. La fisiopatogenia es desconocida, pero podría explicarse por la acción viral directa con aumento de tropismo de los virus sobre las células musculares inmaduras. La infección causa necrosis de la fibra muscular provocando una elevación de la creatinfosfoquinasa (CPK)2.

En la exploración física se observa dolor a la palpación en pantorrillas y tendencia a la flexión plantar del tobillo, de forma que los pacientes se resisten a los intentos de flexión dorsal. Se han descrito dos tipos de marcha característicos, la marcha de puntillas y la marcha con rigidez de miembros inferiores y aumento de la base de sustentación3.

A nivel analítico, las enzimas musculares pueden elevarse hasta 20-30 veces los valores normales y a diferencia de la rabdomiólisis no se produce mioglobinuria ni insuficiencia renal.

Aunque el diagnóstico es clínico, la analítica nos ayuda en el diagnóstico diferencial con otros procesos más graves.

El cuadro es autolimitado en todos los casos. Dada la buena evolución, el tratamiento es tan solo sintomático, con reposo relativo y analgesia en función de las necesidades del niño.

A continuación presentamos el curso clínico de los pacientes que fueron atendidos en nuestro centro de salud durante la epidemia de gripe de la temporada 2015-2016, donde destaca que el principal responsable de la epidemia de este año en la Comunidad de Madrid fue el virus A(H1N1)4.

CASOS CLÍNICOS

Se trata de ocho pacientes (cinco varones y tres mujeres) de edades entre cuatro y nueve años, con síntomas de infección respiratoria y fiebre, que, tras 24-48 horas de ceder la fiebre, presentan de forma brusca dolor e impotencia funcional de extremidades inferiores con variable dificultad para la deambulación. En todos los casos la recuperación fue completa en 2-4 días. En la Tabla 1 se resumen los datos analíticos de los pacientes.

Tabla 1. Datos analíticos de los pacientes con miositis aguda presentados
Casos clínicos Edad CPK U/l GPT U/l GOT U/l PCR mg/dl Leucocitos/µl Neutrófilos/µl LDH U/l
1 5 786 22 56 0,19 5500 2600 288
2 9 4027 34 - 0,03 2800 700 419
3 7 1164 22 - 0,73 COAG COAG 282
4 7 967 36 145 0,3 3590 1206 -
5 4 631 65 23 0,18 3600 1800 308
6 9 7072 89 354 0,58 6400 2700 705
7 7 2873 31,4 146,7 0,17 3000 1400 353
8 6 4458 71,6 216,6 0,07 4200 1200 541
CPK: creatinfosfoquinasa; GOT: transaminasa glutámico oxalacética; GPT: transaminasa glutámico pirúvica; LDH: lactatodeshidrogenasa; PCR: proteína C reactiva.

DISCUSIÓN

Es importante en Atención Primaria tener presente esta posible complicación durante la epidemia de gripe. El pediatra debe ser el responsable del diagnóstico y seguimiento de esta patología que, aunque infrecuente, presenta un cuadro clínico muy característico y no requiere seguimiento hospitalario.

En nuestra serie de casos, se observa la clínica habitual, con aparición tras varios días del comienzo de la gripe de imposibilidad para la deambulación y la mejoría espontánea al cabo de una semana. El rango de edades fue muy homogéneo, entre los cuatro y los nueve años. Todos resolvieron el cuadro clínico de manera espontánea en el plazo máximo de una semana, sin complicaciones.

Además de los hallazgos de laboratorio descritos (Tabla 1) como la elevación de CPK, la elevación de transaminasas y de la lactatodeshidrogenasa (LDH), cabe destacar en la mayoría de nuestros pacientes leucopenia, que hemos atribuido a la etiología viral5.

Atendiendo al contexto epidemiológico, no es necesario realizar pruebas de etiología viral. Los casos presentados fueron todos en el periodo de epidemia gripal, por lo que no se consideró necesario realizar un test diagnóstico confirmatorio6.

Hay diferentes enfermedades que pueden presentarse como dolor muscular en Pediatría y debemos hacer un buen diagnóstico diferencial con cuadros más graves; generalmente será suficiente con una buena historia clínica y una exploración física rigurosa.

Los hallazgos que nos orientarían a un diagnóstico diferente de la miositis viral aguda son los siguientes: historia familiar de trastornos neuromusculares, mioglobinuria, antecedente traumático, ejercicio físico muy intenso, progresión crónica del cuadro, aparición de exantemas o edemas, debilidad muscular o exploración neurológica alterada.

Como diagnóstico diferencial importante destacaríamos el síndrome de Guillain-Barré, que presenta típicamente reflejos osteotendinosos de extremidades inferiores disminuidos o abolidos. Un cuadro aún más infrecuente que la miositis aguda benigna es la rabdomiólisis, que también se asocia con mialgias y debilidad muscular en el contexto de una infección viral, pero en este caso, la presencia de orinas oscuras por mioglobinuria y afectación del estado general nos orientarán hacia el diagnóstico correcto.

El tratamiento de la miositis es sintomático, con reposo y analgésicos hasta la desaparición de los síntomas, que suele ser en pocos días, resolviéndose espontáneamente.

CONFLICTO DE INTERESES

Las autoras declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

ABREVIATURAS

CPK: creatinfosfoquinasa GOT: transaminasa glutámico oxalacética GPT: transaminasa glutámico pirúvica LDH: lactatodeshidrogenasa PCR: proteína C reactiva.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mackay MT, Kornberg AJ, Shield LK, Dennett X. Benign acute myositis: laboratory and clinical features. Neurology. 1999;53:2127-31.
  2. Davis L, Korenfeld M. Experimental Influenza B viral myositis. J Neurol Sci. 2001;187:61-7.
  3. Agyeman P, Duppenthaler A, Heininger U, Aebi C. Influenza associated myositis in children. Infection. 2004;32:199-203.
  4. Vigilancia epidemiológica de la gripe en la Comunidad de Madrid. Temporada 2015-2016. En: Servicio Madrileño de Salud. Consejería de Sanidad [en línea] [consultado el 05/10/2017]. Disponible en https://goo.gl/BocZsw
  5. García Mozo R, Campuzano Martín S. Miositis aguda en relación con el virus de la gripe. Rev Pediatr Aten Primaria. 2003;5:577-81.
  6. González Conde MV, Fernández Martínez MN, Del Río Pastoriza I, Sanmartín Rodríguez D, Cameán Herm MS. Miositis viral aguda: a propósito de un caso. Acta Pediatr Esp. 2009;67:192-3.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.

ISSN 2174-4106  Publicación Open Acess, incluida en DOAJ, sin cargo por publicación.

Política de Privacidad | Mapa Web | Copyright 2018 Lúa Ediciones 3.0 | Contacto